dissabte, 1 de juliol de 2017


              
               Mon

Por la ventana de la habitación, entra la luz brillante de la tarde, dando pequeños matices y embelleciendo este universo silencioso. La estancia, que resta viva, con una fuerte personalidad, especialmente clásica. Da la sensación de estar dormida.

Emocionado, desde la puerta entreabierta, observo un ficus de grandes hojas blancas y verdes dentro de la estancia, junto a la ventana. Del centro, del cuadrado anacarado del techo, cuelga una lámpara que cae, en circulos de pequeñas lagrimimitas de cristal transparente,  que multiplican e irradian, la luz de la ventana, por todo el micro-cosmos de la habitación.

En los paredes, hay alguna estanteria con libros apilados y algún cuadro...

Ella de espaldas a todo este universo vacio, sobre la mesa de madera, junto al ficus, escribe algún texto con el ordenador. Yo observo su melena negra, entre la cual, aparecen unos aretes con unas piedras verdes esmeralda. debajo de ellos una camisa blanca deja entrever los hombros desnudo, afilados...

Solo posar mis labios, en el punto exacto que coinciden el hombro i el cuello, en ese justo instante, desde su corazón y el mio, miles de mariposas, como de un brollador aparecieron, batiendo sus alas, mientras entreemesclan sus colores por la cámara y al punto desaparecian, dejando todo, envuelto en un nuevo silencio, aún mas vivo, más intenso. volví a besarla sin que se girara,  otra vez y salí del cuarto.

Ya solo en el balcón, con el bullício de la ciudad de fondo, envuelto en la quietud amorosa de este gran momento, absorto como en otro planeta, solo pienso, en como podré gestionar tanta belleza.


Lete.  2017-06-19

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada